MTB por el Pont del Diable

10 11 2008

Este sábado aproveché que estaba en Tarragona para salir por esta zona desde casa. Con las prisas del “que salgo que no salgo” por la lluvia que había caído por la mañana, no había cargado el GPS y la cámara de fotos a punto estaba de fallarme. Así que me fui sin mi asesor de rutas, en modo aventurero (ya conocía algo la zona).

panotgn

Justo después de comer y para aprovechar el máximo de horas de sol cogí mi Iron (hay que sacarle el polvo de vez en cuando!) y me fui fuera de la ciudad para poder bajar al margen izquierdo del río Francolí. Esperaba poder pasarlo por donde yo creía sino quería mojarme de lo lindo.

Empecé a subir por el margen del río dirección Constantí. Enseguida comprobé que las lluvias de la mañana habían calado lo suficiente en el terreno como para llenarme de barro yo y la bici. Mi intención fue llegar al puente de la autopista, que a causa de las obras del tercer carril se podía pasar al otro lado del río y así poder ir al Pont del Diable (aún no conocía el otro itinerario desde San Pedro y San Pablo, soy nuevo en la ciudad!).

Cual fue mi sorpresa que las obras ya habían acabado y no pude pasar el río por este sitio. Decidí ir hasta el paso que hay un poco más para arriba, a la altura de San Salvador y que conecta con el camino que va hacia Constantí. Llegué al paso y a punto estuve de pasar, pero el río estaba bastante crecidito desde la última vez que lo pasé. 

dsc07347

Fastidiado porque ya no sabía que ruta iba a hacer decidí ir hacia la refinería a ver que me encontraba para pasar el río. Finalmente llegué a las obras del AVE y aquí pude pasar el río (a la tercera va la vencida). Pero estaba un pelín alejado de San Salvador así que me tocó retroceder por algún camino que encontré. 

Llegué a San Salvador y cruce la carretera y bajé hasta San Ramón, lugar donde sabía que había un camino que llevaba a el Pont del Diable pero no sabía donde estaba. Investigando lo encontré y pude llegar al fin. Había terminado la pequeña odisea.

Los circuitos

En la zona del Pont del Diable existen tres circuitos para hacer a pie, el rojo, el azul/verde (depende de los postes si están descoloridos o no) y el negro, de menor a mayor dificultad. El negro es el más largo con poco más de 5km.

Empecé por el circuito rojo, que transcurre mayoritariamente por una pista ancha con no muchas pendientes tanto positivas como negativas. No lo acabé, porque cerca del final me metí por el cortafuegos a hacer el loco. 

dsc07349Inscripción del Día del Árbol

Una vez llegué al principio de nuevo, empecé el circuito negro que mayoritariamente transcurría por senderos. Es un circuito muy bueno para coger técnica como de subida como de bajada, de subida para saber hacer frente a los repechos con piedras difícilmente puestas en el camino y de bajada por mantener el equilibrio y jugar con la posición del culo, adelantándola o atrasándola en función del grado de la pendiente o del tamaño de la roca que se avecina. En la bajada fue donde noté la falta de seguridad que me proporciona la Pitch. Ahí es donde se nota el papel de una buena horquilla y de unos buenos frenos. Para que os hagáis una idea de la tensión y el grado de pendiente negativa que tenía el circuito, se me sobrecargaron los antebrazos como cuando bajé el Zebollar.

De vuelta me crucé con un PR, que por equivocación cogí y fui a parar a San Pedro y San Pablo, detrás de las piscinas. Sin quererlo había descubierto la otra ruta de ida. De ahí me metí en un parque que hay en Països Catalans y bajé de nuevo a la ciudad, buscando un lavadero para poder quitar todo el barro a la bici, antes de meterla en casa. Ya os aviso que en el lavadero que hay en el polígono Francolí se puede lavar la bici (para que no seáis primos y os vayáis a la gasolinera que está cerca de Icomar y que no se puede lavar).

Finalmente me fui para casa habiendo hecho 30km en escasas 2h, está muy bien para quitarme el mono de bici que tenía acumulado. No descarto volver a ir para practicar la técnica.

En BdR | Subida al repetidor del Zebollar en MTB + Vuelta por Constantí





Enigma: ¿como encajan las piezas del puzzle?

22 09 2008

Ver solución





Habemus pepinum

17 06 2008

Bueno, bueno, después de mucho tiempo dándole vueltas a la cabeza, he decidido darle una hermanita a la IronHorse. Pero no se trata de cualquier hermanita, es una buena hermana, de aquellas que nunca fallan en los momentos críticos.

Llevo cerca de un mes buscando sustituta a la Iron, mirando marcas, modelos, estilos de mountain bike, equipamiento, precios, prestaciones, foros sobre el tema.

Después de un año y 3 meses de feliz matrimonio con la Iron, he sabido que me vendieron la moto, que me dejé llevar por la estética de una bicicleta con ángulos atractivos. Que no me asesoraron con la talla. En conclusión, fui de primo.

Después de un año y ya estar metido en el mundillo, empezando a entender sobre él, he logrado entender que tipo de mountain bike es la que me va, la enduro/all mountain (hacer bajadas descomunales sin penalizar en exceso en las subidas). Y es que para mí, esto es esencial, saber encajarte porque sino te venden una de freeride como al menda y que sirve para dar brincos, piruetas y demás. Otro día explicaré en que se diferencian los tipos de mountain bike. Me pica el gusanillo





IronHorse resucitada

13 06 2008

Bueno, bueno, si recordáis el percance que tuve la última vez que me fui en bici, me había quedado con la patilla del cambio trasero partida.

Pues bien, esta tarde me he pasado por la tienda donde compré la bicicleta y que mejor noticia me han dado, tenían patillas, mejor dicho tenían LA patilla.

Acuquinando 13€ me he hecho con una y ahora debo llevar a la Iron al quirófano para hacerle el implante. Esperemos que tenga un buen postoperatorio.

Anverso de la patilla

Reverso de la patilla





La Mola Downhill

9 06 2008

Este viernes tenía en mente subir a La Mola de Colldejou y bajarla en bici, lo más parecido a un descenso, sobretodo en el tramo del Coll del Guix a La Mola.

Terminé de trabajar, comí en un santiamén y me puse el traje de faena. Rumbo a Colldejou. Una vez allí monté la bici y subí al Coll del Guix, que con el calor que hacía y con la comida en la garganta, un poco más y me da un soponcio.

Llegué al Coll del Guix sudando la gota gorda y me dispuse a subir La Mola andando, con la bici a cuestas. El camino era un pedregal que no se como bajaría después. Cuando llevaba media hora unas nubes amenazantes asomaron y decidí recular no fuera que con las calas metálicas de las zapatillas me diera una descarga. Así que inicié el descenso… que no duró ni 20 metros.

Noté que la bici se frenaba y no podía pedalear, cuando volví la cabeza hacia atrás vi lo que había pasado, el cambio trasero totalmente doblado hacia arriba. Intenté ponerlo bien y se partió la patilla (la pieza que une la vaina del cuadro con el cambio trasero). Ahora si que la había hecho buena. Menos mal que era bajada.

El estropicio

Agarré el cuerpo del cambio como pude al cuadro de la bici para que no se me metiera entre los radios e hiciera una desgracia mayor. Saqué la cadena y la guardé en la mochila y empecé a bajar andando por el sendero de piedras hasta llegar al Coll del Guix.

A partir del Coll del Guix ya era pista forestal en bajada con unos saltos enormes. Empecé a bajar montado en la bici, con la misma inercia, pero el sistema de “bloqueo” del cambio que había inventado no funcionaba y éste me rozaba con el neumático. Al final paré y cogí un mosquetón que llevaba en la mochila y conseguí fijar el cambio al cuadro de manera que no me molestara al rodar. Me di cuenta que el eje pasante de la rueda no estaba muy bien sujeto al haberse partido la patilla, iba medio sujetado, así que en los saltos no podía fliparme.

El invento de McGyver

Finalmente llegué a Colldejou con la inercia del Coll del Guix y decepcionado otra vez por los problemas técnicos, me fui para casa.

Hoy he ido a la tienda de bicis que tengo más cerca y le he enseñado el estropicio al mecánico. Solo me ha dado malas noticias, tengo que preguntar donde la compré si tienen recambios ya que es la bici es de una marca específica y solo tienen de las más comunes. Además las patillas son únicas de cada marca, solo dos o tres marcas son compatibles.

Así que tendré que ir a InterSport que es donde la compré a preguntar pero me da que no tiene pinta de tener recambios de IronHorse. Es lo que tiene comprarse marcas que no son conocidas en España. Aaaaarg!

Reflexión: ¿se le estará acabando el ciclo de vida a la Iron? Seguiremos informando…





Mi Ironhorse

29 06 2007
Soy un maleducado, tanto tiempo enseñando mis excursiones con la bici y ni siquiera os he presentado a mi cavalino rampante (o “Aironjaus” que dice Carlos). Básicamente no os la había presentado porque siempre estaba sucia, pero hace poco le hice el mantenimiento y he decidido sacar unas fotos y hacer una presentación como es debida.

Bien, la bici es una Ironhorse FR2 Assault, es una bicicleta de freeride con el cuadro de aluminio 6061. Esta marca es americana y era desconocida para mi hasta que la vi (resulta que el campeón del mundo de descenso monta una Ironhorse).

· La horquilla es una SR Suntour XCR de 2006, con 120mm de recorrido y con ajuste de precarga.
· Las llantas son unas WTB DX023 de aleación de aluminio.
· Las cubiertas son unas WTB MotoRaptor de 26″ de diámetro y con un balón de 2.14″.

· Los mandos de cambio son unos SRAM SX-4.
· La dirección es FSA.
· La potencia y el manillar son componentes de la casa.

· El pedalier es un Truvativ X-Flow de 170mm con platos de 42/32/22.
· Los pedales son unos VP-X92 mixtos que hace poco que los he puesto.
· El desviador delantero es un Shimano CS-050.

· El cassette es de 8 piñones y es un Shimano CS-HG30-8I.
· El cambio es un SRAM SX-4, de relación 1:1. La gama baja de la marca.

· Los frenos son de disco, tipo mecánico, con discos de 160mm de diámetro. Son unos Tektro Io.

· La tija del sillín la cambié porque me quedaba corta y le puse una RaceFace Evolve XC, de 350mm y 30mm de diámetro. Pero de serie venía una de la casa de 300mm y 30mm de diámetro.
· El sillín es un SDG BelAir.

Bueno ahora ya la conoceis!