Ascensión al Monte Perdido (3355m)

9 10 2007
Mi última excursión de las vacaciones era un reto personal que me marqué, tenía que ser la guinda de las vacaciones de este año. Me propuse subir y bajar el Monte Perdido (3353m) de una sola tacada. Es la mayor de Las Tres Sorores y su atractivo está en ser la cima más alta del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Es el pico calcáreo más alto de Europa.
Así que el día 10/09/2007 fue el día D. La ascensión empezó ya el día anterior con los preparativos de ropa y comida, el estudio de la ruta y los tiempos, ya que este último sería el factor limitante en mi ascensión. El primer autobús para subir a la Pradera era a las 06:00 y el último para bajar a las 21:30, así que disponía de 15 horas y media para hacerlo. Mi libro de rutas me decía que en subir tardaría unas 7h y otras 7h de bajada, lo conseguiría? Impossible is nothing!!
Mapa con la ruta

Perfil de la ruta, un pelín distorsionado debido a la cobertura del GPS

Un poco de historia

Ramond de Carbonières llegó a la montaña como secretario del cardenal de Rohan, en 1787. Este empezó a explorar y a estudiar las montañas, desde los macizos de la Maladeta y del Vignemale, pasando por las montañas de Luchon y Cauterets, hasta el macizo del Monte Perdido. Al Perdido los franceses lo bautizaron como el “Mont Perdu”, ya que desde Francia sólo es visible desde macizos alejados como los del Vignemale o Néouville, porque desde la base, en Gavarnie o Gédre, desaparece su visión.
El Monte Perdido y el Soum de Ramond
Además, la región del Monte Perdido se creía que era misteriosa porque se creía que albergaba un gran lago que daba vida a la cascada del circo de Gavarnie, de un salto de 400m al vacío.
En contra de lo que se cree, Ramond no fue el primero en subir al Monte Perdido. Los primeros fueron Rondo y Laurens, el 6 de agosto de 1806, en una excursión teóricamente de reconocimiento a la base del Perdido ordenada por el mismo Ramond. Estos, acompañados por un pastor aragonés que les hizo de guía desde Pineta a través del collado de Añisclo, culminaron la cima desobedeciendo las ordenes de Ramond.
Es posible que la cumbre del Perdido hubiera sido ascendida por el Capitán Cartógrafo del Ejército, Vicente Zueras, realizando trabajos de delimitación fronteriza en 1791; o por algún pastor o vecino de Fanlo o Bielsa.

La ascensión

A las 04:45 me sonó el despertador y empecé a vestirme y desayunar (que madrugón), preparé las últimas cosas y me puse rumbo para Torla con el coche, a las 05:30 estaba allí.
Cogí el bus de las 06:00 y llegué a la Pradera a las 06:25 (ya me cagaba en todo porque me había dejado la botella con Isostar en el coche, por suerte llevaba la bolsa con 2 litros de agua e Isostar en polvo).
Saqué el frontal, porque a esa hora aún era de noche y empecé a andar rumbo a la Cola de Caballo por el camino clásico. Nunca había andado de noche por Ordesa, tendría la suerte de ser el primero en cruzar sus bosques y de ver los animales que en ellos habitan. Escuchaba el repiquetear de las pezuñas de los sarrios que bajaban al fondo del valle, vi algún ratón y algún pájaro.
Después de 30min llegué a la Cascada de Arripas, la primera de ellas, hice un alto para quitarme el polar y observar las paredes de la Sierra de las Cutas.
Sobre las 07:40 llego a las Gradas de Soaso y aquí ya me cruzo con los primeros montañeros que bajan de Góriz, estos me miran con cara de no saber que hago yo a esas horas por ahí puesto que mi indumentaria no me delataba como para hacer una ascensión de ese calibre, un dominguero más pensarían.
Mi objetivo
Después de caminar 1h45min llego a la Cola de Caballo, nunca había sido el primero en llegar y mucho menos la había visto sin gente por medio, momento histórico!!!
Por un momento me sentí un colonizador
en la Cola de Caballo
Para subir al Refugio de Góriz tenía dos opciones, o subir por las Clavijas de Soaso o hacer el camino de las zetas creado anteriormente para subir materiales de construcción para el refugio. Escogí las clavijas porque me permitirían ahorrarme 1h30min de camino.
Amanecer en la Sierra de las Cutas
De subida a la base de las clavijas me encontré con unos sarrios que estaban comiendo en la ladera. Este paso consistía mayoritariamente en cadenas con alguna que otra clavija. Aquí me encontré a dos montañeros que bajaban, uno de ellos zumbado perdido, tiró la mochila desde lo alto de las clavijas porque le molestaba (es increible ver como cae montaña abajo la mochila). También el hombre bajaba con las botas del ejército desabrochadas, pa’ verse matao!
Clavijas de Soaso

Una vez pasadas las clavijas, sale el sendero que me lleva a Góriz, pasando cuellos y más cuellos que parece que nunca acaban, hasta llegar a un punto donde ya se ve el Circo de Góriz y finalmente el Refugio de Góriz o Delgado Úbeda (2200m). Tardé 2h40min desde la Pradera.

Subiendo a Góriz, mirada hacia atrás

De camino a Góriz

Refugio de Góriz

Eran las 09:05 y me senté tranquilamente a desayunar los sandwiches de nocilla que me había preparado en un tupper, contemplando como el sol empezaba a brillar a mis espaldas, asomando por el Collado Superior de Góriz (o Collata Arrablo).
Vista del Valle de Ordesa, desde la zona de Góriz
La construcción del refugio de Góriz fue idea de la sociedad de montañeros Peñalara de Madrid. Este primer refugio tenía unas 10 plazas y se construyó en 1922. Ese mismo año se crea la Federación de Sociedades de Montaña, adquiriendo esta la propiedad del refugio. El Góriz que conocemos hoy en día fue diseñado y promovido por el que fue el presidente de la Federación Española de Montaña, Julián Delgado Úbeda, allá en el 1961. Se inauguró en 1963 y actualmente es propiedad de la Federación Aragonesa de Montañismo.

20 minutos más tarde ya me puse en marcha y empecé a subir por el sendero que atraviesa una pequeña pendiente rocosa y que acaba en una pequeña plana, empezaba a ganar una altura considerable. Seguí por el sendero muy marcado siempre dejando el Barranco de Góriz a mi izquierda, hasta llegar a la zona denominada campo de bloques (unos grandes bloques de roca de la morrena glaciar).

Subiendo hacia el campo de bloques

Atravesando el campo de bloques

En el campo de bloques, mirada hacia atrás

Una vez dejé el campo de bloques cogí un sendero equivocado bastante jodidillo, cabe decir que los senderos que marca el mapa son itinerarios posibles, no quiere decir que sea ese exactamente. Finalmente llegué al mismo sitio, a una subida bastante empinada en una zona rocosa, donde vi un pequeño nevero. Después de pasar esta zona se llega a un collado desde el que se puede ver el Lago Helado, y desde donde sale el sendero para ir a Pineta y para subir al Cilindro de Marboré. Eran las 10:55 y ya llevaba 4h30min andando.
En el centro, la zona de pendiente rocosa

Pequeño nevero

Las aguas del Lago Helado comunican mediante un sistema kárstico con la vertiente norte, originando la gran Cascada de Gavarnie, que con sus 400m de caída libre, es la mayor de Europa y quinta del mundo.
Lago Helado y camino hacia Pineta
En este punto hay que coger el sendero que va por la derecha y donde hay que subir la temida y peligrosa Escupidera (hay un cartel que ya avisa de lo que se avecina). Esta es una canal, que al principio se sube por su arista de la derecha y luego se entra en ella. Dejada esta arista empieza la gran tartera donde avanzas un paso y retrocedes dos, de una gran inclinación.
Inicio de La Escupidera

Último tramo de subida, Escupidera y tartera hasta el cuello
(en el centro de la imagen)

En La Ecupidera, mirada hacia atrás

Cilindro de Marboré (3325m) y Lago Helado

Particularmente este tramo me costó muchísimo. Delante llevaba a un padre con un hijo, que el pobre tenía una descomposición estomacal (me recordó a mi, la primera vez que subí el Perdido con 11 años).
La tartera, vista desde el cuello
Una vez superada la tartera se llega hacia un pequeño collado, el hombro, que da paso a la cima en 10 minutos. Eran las 11:35 cuando llegué al cuello, tardé 40min en subir este tramo y ya llevaba 5h10min andando.
La cima del Perdido, vista desde el cuello
Una vez en el cuello, me abrigué un poco y me dispuse a subir la cima, otros 10min de piedra suelta en zigzag empinado y por fin la esperada recompensa, la cima del Monte Perdido en 5h20min.
La cima

La prueba de mi paso!

En la cima

La cima del Monte Perdido es un vértice geodésico, por lo que se ve un pilón (que es delito destrozarlo!). Desde aquí unas maravillosas vistas de todos los valles que forman el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, de los valles franceses, de la Maladeta y Aneto, del Vignemale, en fin, todo un orgasmo visual.
El Valle de Ordesa, con la Punta Custodia (2519m) a la izquierda
y la Punta Tobacor (2779m) a la derecha

El Cañón de Añisclo con el Torreón de Góriz o
Morrón de Arrablo (2792m) en primer plano

El Soum de Ramond o Pico de Añisclo (3259m)

El Valle de Pineta

Los Llanos de la Larri

El Lago de Marboré, justo encima el Pico Tucarroya (2819m) y
a la izquierda el Pico de Astazou Oriental (3071m)

En primer plano el Cilindro de Marboré (3325m) con el
Lago Helado y al fondo el Vignemale

En el centro la Torre de Marboré (3009m), El Casco (3006),
la Brecha de Rolando (2807), de naranja el Taillón (3144m), y a la
izquierda de este los Gabietos Oriental (3031m) y Occidental (3034m)

A la izquierda, Punta Tobacor (2779m) y el Pico de Millaris (2619m)

Hechas las fotos de rigor, repuse fuerzas y descansé cerca de 1h, preparándome para bajar. Una anécdota que no me gustó nada y que demuestra el poco civismo que tienen algunos, es que un grupo de excursionistas catalanes (como unos 20) llegaron y dejaron sus cosas justo en el pilón, montando ahí su campamento base e imposibilitando hacer las fotos sin que hubiera nada ni nadie en medio. A parte de sacar su bandera independentista y vitorear unos vivas. No entiendo porque se debe mezclar política con deporte…

El descenso

Como bien dice un dicho “la cima de las montañas está en el valle”, ahora tocaba bajar, había hecho la mitad del trabajo. A las 12:45 salí de la cima dispuesto a bajar hacia la Pradera, iba muy bien de tiempo. Descendí hasta el cuello del Monte Perdido e immediatamente bajé por la tartera como si fuera un lagarto de esos que caminan por encima del agua. En 20min llegué al Lago Helado.
Bajando al cuello del Monte Perdido
Bajando por la tartera, mirada hacia atrás

De camino hacia el Lago Helado

Una última mirada al Perdido

Bajé por la zona rocosa y atravesé el campo de bloques para bajar por el sendero que me llevaba a Góriz. De bajada me adelantó corriendo el guarda de Góriz con su perro. Me quedé sin agua, había agotado los dos litros que llevaba.
Llegué al refugio a las 14:10, 1h25min después de salir de la cima. Entré y me compré una camiseta de recuerdo y una cola. El sol apretaba de lo lindo.
Vista del Circo de Soaso y del Valle de Ordesa, bajando de Góriz
Partí de Góriz rumbo a las Clavijas de Soaso, y las bajé con sumo cuidado ya que la roca está muy gastada debido al gran tráfico que sufren. Bajando, a 1m de mí, una marmota subía las rocas como si nada.
Alcancé la Cola de Caballo a las 14:55, 2h10min desde la cima. Ahora ya había mucha más gente y hacia bastante calor, iba a pillar las peores horas para bajar, puesto que no hay ninguna sombra en el Circo de Soaso.
Debido al calor remojé el buff y me lo puse debajo del gorro para mantener fresca la cabeza y la nuca, ya estaba notando que me mareaba! Pasadas las Gradas de Soaso hay una fuente, donde aproveché para rellenar la bolsa de agua y remojarme la cabeza de nuevo. Eran las 15:20, 2h35min desde la cima.
Gradas de Soaso
De camino hacia el Bosque de Hayas me encontré a un hombre mayor que le había dado un telele, probablemente del sol. Ya lo estaban atendiendo debidamente y más tarde subieron los forestales a por él. Seguí la pista que va por el fondo del valle hasta llegar a la Pradera. Eran las 16:35, y había tardado 3h50min desde la cima. Lo primero que me dijeron cuando me vieron aparecer es “ya estás aquí??!!!”, lo había conseguido.

El final

Finalmente hice el Monte Perdido (3353m) en 9h10min (5h20min de subida y 3h50min de bajada). Anduve cerca de 49km. Me destrocé los pies debido al calor y la poca transpiración de las zapatillas, pero cumplí un reto que me propuse y merece la pena ver las preciosas vistas que tiene la cima.
Mission Accomplished




Excursión a la Faja de las Flores

25 09 2007
Ya que el día anterior me quedé sin bicicleta por falta de recambios, a partir de ahora me tocaba caminar. Así que el sábado 08/09/2007 mi padre y yo decidimos hacer una excursión pendiente desde el año pasado, la Faja de las Flores.
Mapa con la ruta

Perfil de la ruta, un pelín destartalado por la cobertura del GPS

Una excursión por la Faja de las Flores ofrece una perspectiva aérea espectacular sobre la Pradera de Ordesa y la cadena fronteriza del Parque Nacional. Las panorámicas que se ven son increíbles. El nombre de faja se usa para designar los rellanos colgados que transcurren horizontalmente a través de las murallas que encierran los valles. Las fajas son unas franjas que se han creado en la roca fruto de la alternancia de materiales duros con materiales blandos. La diferente erosión de estos materiales es la encargada de desgastar con mayor agresividad los sectores formados de materiales blandos formando así estas cornisas rocosas que se utilizan como camino.

La subida a la Faja de las Flores

Como base de partida nos situamos en la Pradera de Ordesa, y el itinerario a seguir es el mismo para llegar al Tozal del Mallo (hasta el cruce de caminos en lo alto de las clavijas de Salarons). Resumiendo: se retrocede por la carretera que nos lleva a la Pradera hasta encontrar la Casa Oliván, cogemos el sendero entre bosque hasta llegar a un abrigo, aquí desaparece el bosque y se sigue el sendero hasta el cruce de caminos que nos lleva a la Faja de Racón, seguimos hacia las clavijas de Salarons para luego desviarnos hacia la Fajeta.
Fajeta y pared de Carriata
Ya en lo alto de la Fajeta paramos a desayunar un poco y recuperar fuerzas. Seguimos el sendero hasta el cruce que nos lleva al Tozal del Mallo o a los Llanos de Salarons.
Nuestro lugar de desayuno, un balcón natural precioso
En el cruce tomamos el camino que va hacia el N en moderada pendiente, pasando por unos grandes bloques, luego por tasca y finalmente por una roca gris (lapiaz), hasta la cota 2300 aproximadamente (la entrada a los Llanos de Salarons).
Sendero de subida a la entrada de la Faja

Faja de las Flores vista desde el sendero de subida

Entrada a los Llanos de Salarons, al fondo el Taillón (3144m) y
los Gabietos Oriental (3031m) y Occidental (3034m)

Una vez en este punto se gira hacia la derecha para coger la faja rocosa que se marca en las paredes del Gallinero.
Entrada a la Faja

Caminando por la Faja

Una vez ya en la Faja, a unos 10-15 minutos pasamos por debajo de un gran bloque empotrado, esta es una referencia obligada para saber que estamos en el camino correcto. Una vez que ya sabemos que estamos en el camino correcto solo queda disfrutar de las excelentes vistas que nos ofrece el recorrido.
Caminando por el principio de la Faja, mirada hacia la entrada

En el centro, el gran bloque empotrado de obligado paso y referencia

La Faja ya discurre completamente plana a través de una cornisa rocosa hecha por la erosión en la pared, bastante ancha (3-4 metros).
Camino por la Faja
Zona rocosa
Pradera de Ordesa, vista desde arriba
Pico de Mondarruego (2847m)
En el centro, el Tozal del Mallo (2254m)
Caminando por la Faja
Mirada hacia atrás
Última parte de la Faja
Al fondo, el más alejado Punta Tobacor (2779m) y el
de la derecha Monte Arruebo (2751m)
Vista del Valle de Ordesa, desde arriba
Las Treserols (las tres Sorores). Cilindro de Marboré (3325m),
Monte Perdido (3355m) y Soum de Ramond o Pico de Añisclo (3259m)
De abajo a arriba, la cascada de Cotatuero, la Ribereta,
Plana San Fertús y el Cuello de Millaris
En aproximadamente 1h30min se llega a un gran mojón que marca el fin de la Faja y desde donde se ven la Brecha de Rolando, el Taillón, el Casco y el Monte Perdido entre otros.
Gran mojón en medio, y de izquierda a derecha, el Taillón (3144m),
El Dedo con la Falsa Brecha (2907m) y la Brecha de Rolando (2807m)

Bajada por las Clavijas de Cotatuero

A partir del gran mojón la Faja se difumina en ladera herbosa hasta llegar a un lapiaz, donde se desciende hasta el torrente de Cotatuero, lugar donde paramos a comer.
Lapiaz que nos encontramos bajando a Cotatuero
Bajando por el lapiaz
Después de comer iniciamos de nuevo la marcha siguiendo el camino de la derecha (el de la izquierda nos lleva a Millaris), pasamos por la derecha de la cascada de Cotatuero y bajando algunas barreras rocosas llegamos a las mitológicas y temidas clavijas de Cotatuero. Estas clavijas las mandó instalar en 1881 un cazador inglés para facilitar el acceso a la parte alta del Valle de Ordesa. De instalarlas se ocupó un herrero de Torla, llamado Bartolomé Lafuente, y Miguel Bríngola.
Torrente de Cotatuero
Paredes de Cotatuero
Estas clavijas entrañan mayor dificultad debido a que tienen pasos horizontales en curva con clavijas (pies y manos van en clavijas), y obviamente, por que debajo tuyo no hay nada!
El primer tramo era horizontal, luego venía un tramo vertical de bajada, otro tramo horizontal y otro tramo vertical de bajada, este último desprovisto de cable.
Tramo horizontal de clavijas

Tramo horizontal, parte final

Tramo vertical, visto de abajo
Último tramo vertical, desprovisto de cable
Vista de las clavijas desde abajo (haced zoom para ver el recorrido)
Una vez pasadas las clavijas se sigue descendiendo en sendero ya por bosque hasta el cruce de caminos que viene de la Faja de Racón, cogemos este camino hasta descender al abrigo de Cotatuero, que es donde hay otro cruce de caminos que nos lleva por el puente de Cotatuero hacia la Faja de Petazals. En este cruce tomamos el camino de descenso hacia la pradera, que por medio de bosque de hayas y abetos llegamos a la pista que circula por el fondo del valle y en pocos minutos te deja en la Pradera de Ordesa.
Torrente de Cotatuero que va hacia el valle
Cascada de Cotatuero
Llegando a la pista del fondo del valle
En total, anduvimos unas 8h. La excursión en sí es muy bonita por las vistas que ofrece de Ordesa y de las cumbres. Tiene una subida moderada hasta la entrada de la Faja y luego la bajada moderada hacia Cotatuero, aquí es donde se cargan las rodillas, por ello es aconsejable el uso de bastones. Las clavijas de Cotatuero son un paso espectacular irremediable (si se quiere bajar por Cotatuero), pero es más el bombo que le dan que no lo que es.
Mission Accomplished




Excursión al Tozal del Mallo y las Fajas de Racón, Petazals y Canarellos

19 09 2007
En mi cuarto día de vacaciones, el 20/08/2007, decidí hacer una excursión panorámica por las Fajas de Racón, Petazals y Canarellos. Estas están ubicadas en el lado opuesto a la Faja de Pelay. Este recorrido recorre el límite de bosque y roca de la parte sur del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, justo al pie de las murallas del Gallinero (lugar frecuentado para hacer escalada). Esta vez afronté la caminata yo solo, ya que me quedé sin mi compañero de excursiones.
Ruta

Perfil de alturas (un poco desfigurado por la pérdida de cobertura del GPS)

Salí de la Pradera a eso de las 09:10, retrocedí por la carretera más o menos 1km hasta encontrar la antigua casa de información, Casa Oliván. Aquí empieza a subir un sendero hacia el Circo de Carriata entre bosques de pino silvestre, acebo y abetos. Se llega a un abrigo en el bosque y aquí la cosa ya empieza a clarear, desaparece el bosque para dar paso a erizones hasta llegar al cartel que indica el inicio de la Faja de Racón y el camino hacia las Clavijas de Salarons (y que puedes hacer los Gabietos a través de los Llanos de Salarons, la Faja de las Flores o el Tozal del Mallo).

Inicio del sendero con la Casa Oliván al fondo

Sendero de subida entre el bosque

En este punto ya iba con la mosca pegada detrás de la oreja pensando en lo q costaba llegar allí (el sendero era de moderada pendiente), llevaba 1h andando y solo pensaba en subir al Tozal del Mallo y volverlo a bajar, que como mucho me ocuparía 2h en total. No entraba dentro de mis planes iniciales pero viendo el espléndido día que hacía y que iba bien de tiempo, decidí tomar el camino hacia el Tozal del Mallo (2254m).

Vista del Tozal del Mallo desde la subida a Carriata
Circo de Carriata

El camino atravesaba el Barranco de Carriata, que subiendo lo llevaba siempre a mi izquierda. El sendero sube y sube, a ratos hay que estirar un poco las piernas para salvar escarpes rocosos hasta llegar a una canal en la parte alta del barranco. A la derecha dejo de lado el paso de la Fajeta (decidí bajar por ahí más tarde ya que tiene unas vistas muy aéreas) para ascender por la canal en ladera empinada hasta encontrar las clavijas de Salarons (son como unos clavos muy grandes clavados en la roca que te permiten salvar tramos verticales de roca). Asciendo el primer tramo vertical de 4 clavijas y luego un segundo tramo vertical de 7 clavijas.

Pared de Carriata con la Fajeta, de camino a las clavijas
Primer tramo de clavijas, visto desde arriba

Segundo tramo de clavijas, visto desde abajo

Vista desde el alto de las clavijas

Supero unos resaltes rocosos hasta encontrar un cruce de caminos, a mi derecha venía el camino de la Fajeta (paso alternativo a las clavijas), recto el camino que sube hacia los Llanos de Salarons y la Faja de las Flores y a mi izquierda el camino que va hacia el Tozal del Mallo. Cojo este último y por sendero bien marcado que transcurre a media ladera llego a la cima del Tozal del Mallo, un mirador espectacular del Valle de Ordesa.

Vista del Tozal del Mallo, de camino a él

El Tozal del Mallo es una gran atracción para los escaladores que vienen a Ordesa, tiene unas paredes verticales de unos 400m!
Ya en la cima bajo hacia una fita (que es donde está el verdadero mirador) y me asomo a la pared y la sensación de miedo y temblor se hace más intensa y se apodera de mí, realmente impresiona muchísimo. Eran las 11:20 y había tardado 2h en subir desde la Pradera.

En el mirador, con el Valle de Ordesa de fondo

Recupero fuerzas y hago las fotos de rigor y me dispongo a bajar por el mismo sendero. Llego al cruce de caminos en lo alto de las clavijas y sigo por el que me lleva a la Fajeta (las clavijas no las bajé). El sendero a la Fajeta transcurre por ladera herbosa y luego se introduce en la canal de Carriata donde hay que destrepar para llegar a la entrada de la Fajeta, un paso aéreo con cable de apoyo (por si los vértigos o el viento).

Paso de la Fajeta, una vista aérea impresionante

Después de este paso vuelvo al mismo itinerario de subida en la base de las clavijas hasta llegar de nuevo al cruce que me llevaría a la Faja de Racón. Eran las 12:20, 1h desde la cima del Tozal. Aquí comí algo más contundente, con postre y todo!

Cruce de caminos hacia la Faja de Racón

Retomo el camino hacia la entrada a la Faja de Racón, al principio en subida y luego a media ladera y en horizontal. La faja continua plana por la base de la muralla del Gallinero hasta un desvío que nos permite ir a las clavijas de Cotatuero (el tan temido mito!!) o al puente de Cotatuero. Las clavijas las dejé para cuando fuese más valiente (en realidad la excursión no iba por ahí) y tiré por el puente. Aquí acaba la Faja de Racón para dar paso a la Faja de Petazals. Eran las 13:10, tardé 1h aproximadamente desde Carriata.

Inicio de la Faja de Racón

Bosque en la ladera, por la Faja de Racón

Circo de Cotatuero, con la cascada en el centro

Cascada de Cotatuero desde el puente

El sendero ascendía en fuertes lazadas con algo de vegetación y piedra suelta para luego discurrir a media ladera por un trazado bastante espectacular por la zona de la Fraucata. El camino sigue bajando y subiendo entre bosque hasta llegar al paso de los Canarellos, que es una cadena anclada en la roca. Este es un paso rocoso bastante aéreo y con piso poco firme.

Por la Faja de Petazals

Llegando a la Faja de Canarellos

Paso de Canarellos

Desde aquí el sendero sube y baja entre bosque y media ladera hasta el Bosque de Hayas donde la pendiente baja hasta la pista que lleva a la Cola de Caballo, ya en el fondo del valle. Eran las 14:10, 1h desde Cotatuero.

Pista en el Bosque de Hayas

Una vez en la pista se desciende por el Bosque de Hayas pasando por la cascada de Arripas hasta llegar planeando a la Pradera.

Finalmente tardé 5h55min en hacer todo el recorrido, que resulta ser que las fajas las hice cuando era pequeño, como más tarde me enteré. Tuve un día espléndido, pero llegando al mediodía empecé a apretar la marcha porque se estaban poniendo nubes que no tenían buena pinta.

Mission Accomplished




Clavijas de Cotatuero

23 09 2006
Esto es lo que tendremos que hacer el año que viene si queremos subir a la Senda de las Flores.