Lentes de aproximación a.k.a. Las Lupas

21 01 2010

Después de dos meses de sequía he decidido retomar esto de la escritura con alguna idea que tenía guardada en el desván de las palabras.

Como recientemente más que viajes me he dedicado a fotografiar con mi juguete, hoy hablaré de las lentes de aproximación. Un accesorio muy barato por si quieres hacer fotos macro.

Se trata de una especie de filtros con un cristal de aumento que se montan sobre el objetivo, tal y como lo haríamos con los filtros polarizadores, UV o ND. Los hay de 1x, 2x, 4x y 8x, y claro está, se puede montar uno sobre otro.  Pero ojo que el efecto de viñeteado es considerable con semejante cañón montado sobre el cuerpo de la cámara.

Con ellos conseguimos acercarnos aún más al objeto a fotografiar. Cabe decir que el enfoque automático no es muy preciso y a veces habrá que hechar mano del enfoque manual., así como que no se consigue mucha nitidez en los laterales. Finalmente se pueden conseguir fotos como estas.

Bullet

Sacamuelas

Fruto de mi tierra

También hay que tener en cuenta que el diámetro debe ser el mismo que el de la rosca del objetivo, con el follón que ello comporta, si tengo objetivos con diámetros diferentes, ¿que diámetro compro?

Sobre precios los hay desde muy baratos (como los míos, comprados en Dealextreme) o más carillos como los de marcas de filtros como Hoya.

Pero menos da una piedra, sino queremos hacer un gran desembolso en un objetivo macro específico y queremos hacer pinitos en macrofotografía, las lentes de aproximación son la alternativa perfecta. El siguiente paso serían los tubos de extensión.

Más Info | Fotografía Macro: Lentes de aproximación





Mi nuevo juguete, la Nikon D40

8 09 2009

Bueno, nuevo nuevo no es, tiene ya unos meses y fue un regalazo de mi media naranja por mi cumpleaños.

Desde la era digital me ha gustado la fotografía, en cuanto pude me compré una Sony DSC P8 que algunos de vosotros ya sabéis como acabó, la funda y ella no se entendieron y acabó estampada en unas rocas del Puerto de Bujaruelo (las fotos que hay en el blog hasta el post de la Brecha de Rolando están hechas con esta). Me costó unos 350€ y tenía 3.1 MP. Se jodió la pantalla y se acabó cámara digital, aunque sigue funcionando.

Anduve despotricando de las Sony un tiempo pero acabé comprándome otra, la DSC W50. Más plana, con una pantalla mayor, óptica Carl Zeiss y de 6 MP. Por esta me pidieron unos 300€ y ya ha dado la vuelta al marcador.

Con ella mi afición por la fotografía ha ido en aumento a la vez que he ido experimentando cosas nuevas, necesitando cada vez más un control manual de la cámara, más zoom, mejores fotos, etc…. quería una réflex.

Durante mucho tiempo estuve mirándolas sin acabar de decidirme y al final cayó una.

Se trata de la Nikon D40. Es una réflex digital de objetivos intercambiables. Haré una breve presentación y a lo largo del tiempo ya iréis conociéndola mejor porque con esta entrada empiezo una nueva categoría, la de fotografía.

DSC09332

DSC09333

Características principales

  • Tiene un peso de 475g, declarados por el fabricante. Es cómoda llevarla al cuello porque no pesa en exceso.
  • El sensor de imagen es de formato DX y tiene 6 MP de resolución. Para imprimir fotos como máximo a tamaño A4.
  • El autofoco es de 3 puntos. Central y derecha e izquierda.
  • Tiene 8 programas digitales predefinidos más los modos de prioridad de apertura (A), prioridad de velocidad (S) y manual (M).
  • Disparo continuo de hasta 2.5 fotogramas por segundo.
  • Rango de sensibilidades desde ISO 200 hasta ISO 1600, ampliable a HI1.
  • La velocidad del obturador puede variar de 30″ a 1/4000. También dispone del modo bulba.

Objetivos

La cámara venía en un kit con dos objetivos:

Valoración personal

Para mí es una cámara estupenda para iniciarte en el mundo de las réflex digitales.  De controles sencillos permite hacer fotos nítidas y de una calidad más que aceptable (también depende de los objetivos que se utilicen). Podéis ver una exposición de fotos hechas con la D40 en mi galería Flickr.

DSC09334

Llevo un tiempo ya jugando con ella y el mayor handycap que le encuentro es que la cámara no dispone de motor de enfoque, por un lado es un inconveniente porque hay que comprar objetivos más caros que tengan motor de enfoque (para que enfoque automáticamente), pero por otro es una ventaja porque dispones de una cámara ligera. Si no te importa enfocar manualmente entonces no hay nigún problema en comprar objetivos sin motor de enfoque.

Poco a poco iré comentando mis pruebas y presentando los nuevos accesorios de la cámara.

En BdR | Sobre el accidente de la P-8 y la DSC W50

En Sony | DSC P8 + DSC W50





Sueño o premonición?

6 05 2009

3272928575_fd5e72cbf5_o

Esta noche he soñado, pocas son las veces en las que recuerdo haberlo hecho. En mi sueño estaba muy angustiado porque me había olvidado de ir el domingo a una sesión de fotos previa a una comunión, a las 11h (la comunión era a las 12h). Como era consciente de que se me había pasado la hora, ya no había cogido la cámara de fotos. Debido al descuido, me encontraba cerca de las 12h a punto de ir a la iglesia y me daba cuenta que me falta la cámara.

Con el doble de angustia, cogía la bicicleta de mi padre (aquella Diseño verde y amarilla que hace años que no tiene) y corría a casa de mi abuela, donde inexplicablemente tenía la cámara guardada en una cajonera. Tenía llaves para entrar a la casa de mi abuela pero no tenía las llaves de la cajonera. Probando, empecé a abrir los cajones de abajo a arriba, uno a uno. Poco a poco los cajones se fueron abriendo sin contener la cámara, hasta que llegué al primero (el último) y voilà, estaba abierto y mi Nikon D40 estaba ahí dentro, como si de una película de suspense se tratara.

Salía de nuevo con la bici desde casa de mi abuela, corriendo con mi cámara, ya no me daba tiempo de llegar a la sesión previa así que me encaminé hacia la iglesia, y para atajar camino, me fui por el parque de mi barrio. Pero sorpresa, había llovido y el suelo estaba encharcado y embarrado, y yo iba con mis pantalones de pinzas beige limpitos. Tal era mi obsesión por llegar a tiempo a la iglesia para hacer de fotógrafo que no recuerdo nada de como habían quedado los pantalones después del rally por el parque. Al final conseguía llegar a la iglesia cuando el despertador tocaba diana.

Foto | Pacomexico





Cámara de fotos nueva

18 09 2006
No se si lo comenté pero a raiz de la excursión de la Brecha de Rolando mi cámara de fotos digital se cayó al suelo no una, sino dos veces. La primera se picó la carcasa un poco pero la segunda se cascó la pantalla (la versión oficial de los hechos dice que cuando estábamos haciendo fotos a unas marmotas nos atacó un oso y entonces le di con la cámara en la cabeza). Y que es una cámara de fotos digital sin pantalla? Pierde toda su gracia porque implica no ver las fotos previamente, ni ver la batería que queda, ni si la targeta está muy llena y además que no permite utilizar todas las funciones de la cámara. Cabe decir que la cámara aun está operativa porque se puede utilizar el visor, pero está como coja, como si le faltara algo.
Así pues hoy he decidido comprame una cámara nueva, después de darle vueltas al coco y calentarle la cabeza al de la tienda de fotos me he comprado una Sony DSC-W50 (antes tenía, y tengo, una Sony DSC-P8).

Esta camara tiene estas características, entre otras:
  • 6 megapíxeles efectivos
  • Lente Carl Zeiss® Vario-Tessar®
  • Zoom óptico 3x, zoom inteligente de hasta 13x y zoom digital de precisión 6x
  • Alta sensibilidad ISO1000 “antiborrones”
  • Tecnología Stamina de larga duración (aprox 390 disparos conforme a la norma de la CIPA)
  • Monitor LCD de 2,5″ (6,2 cm)
  • Procesador de imagen real
  • Memoria interna de 32 MB
Lo único que no me acaba de gustar es que la batería no es InfoLithium (te dice los minutos exactos que te quedan de batería), pero bueno el móvil tampoco lo es y puedo vivir con ello! En Sony ofrecen una comparativa detallada entre la DSC-W50 y la DSC-P8 para que juzguéis vosotros mismos si ha merecido la pena el cambio. Bueno si queréis ver como quedó la cámara anterior ahí va una foto.

Vista de frente parece que no le haya pasado nada, pero si se mira por detrás ya se puede ver el estropicio en todo su esplendor. El impacto en la pantalla que la dejó inservible y las picadas de darse con las piedras. La rabia que me dio es que 1 semana antes me habia comprado una tarjeta de 512 MB y lo jodío es que las cámaras nuevas de Sony funcionan con otro tipo de tarjeta más pequeña. 

Anuncio una actualización en breve de la última excursión que hice en los Pirineos y de mi viaje a Madrid.