Viaje a Lanzarote (I): veni vidi vici

29 07 2010

De nuevo viajando, esta vez de vacaciones, después de muchos meses sin tenerlas. Escogimos un combinado de una semana en la isla de Lanzarote y otra semana más en Gran Canaria.

Lanzarote tiene un paisaje un tanto peculiar, hecho así debido a las erupciones volcánicas que hubieron en el pasado. Podemos encontrar mares de lava, malpaíses, playas de arena blanca, nubes, viento, aguas cristalinas, etc.; de todo!

Es la más septentrional de las siete Islas Canarias y tiene una superficie de 846 km². También hay que mencionar que es Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO y está galardonada por la Organización Mundial de Turismo, que la tiene como uno de los seis modelos universales de desarrollo sostenible del turismo. Es decir, crecimiento turístico pero conservando el paisaje.

Lanzarote y archipiélago Chinijo

Lanzarote y archipiélago Chinijo

Llegamos a Lanzarote un domingo por la tarde después de hacer escala en Gran Canaria, fue mi bautismo en un avión de hélices, puesto que los vuelos insulares suelen ser en ese tipo de avión. Nada fuera de lo normal, salvo que hay asientos en los que sentarte cuatro y hay un poco más de ruido.

Vuelo insular de Gran Canaria a Lanzarote

Recogida del coche de alquiler (nos dieron uno más grande) y odisea para encontrar el apartamento alquilado que teníamos en Puerto del Carmen, a tiro de piedra del aeropuerto.

Después de instalarnos nos fuimos a dar un baño a playa Chica, una de las que hay en Puerto del Carmen. Como el nombre indica, la playa era de arena y bastante pequeña pero de aguas cristalinas. Hacía un sol que derretía las piedras, pero ni rastro del calor bochornoso de Tarragona.

Después del baño nos fuimos a ver la final del Mundial a un local que nos recomendaron, ya que lo daban en castellano (había muchos bares donde lo daban en alemán u holandés). Todo y con eso, en el local había algún grupillo de holandeses que cuando sus compatriotas repartían leña a los jugadores españoles sonreían y cuando marcaban gol o sacaban tarjetas, enmudecían.

Final del partido y locura desatada, pitos, griterío, cánticos, etc. Nosotros nos fuimos a cenar y dormir. Cuando llegamos al apartamento, oh sorpresa, la invasión de las cucas voladoras, ahora el griterío y los amagos de infarto estaban bajo nuestro techo. Tapamos todos los agujeros, cerramos todas las ventanas y puertas y a dormir, calor mediante. A la mañana siguiente empezaba la ruta por la isla.

Más info | Lanzarote

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: