Londres concentrado

21 08 2009

Cuando fui a Londres en enero, fui por trabajo, y verdaderamente no pude disfrutar de la ciudad como es debido. Digamos que vi lo máximo que el tiempo, la meteorología y mis compañeros me permitieron en un día y medio. Así que decidí volver, esta vez con Silvia, y hacer turismo de alpargata como es debido.

duplo

En 4 días se puede decir que hemos visto gran parte o casi todo Londres, lo más conocido o turístico vamos. Os puede servir de guía para aquellos que os escapéis unos días y queráis ver lo principal.

Llegar a Londres

Básicamente Londres tiene 5 aeropuertos, 3 son de líneas de bajo coste: Luton, Stansted y Gatwick. En los otros dos, Heathrow y City;  operan otras compañías, las de los inmortales.

Los de las líneas de bajo coste se encuentran a 1h y poco del centro de la ciudad. Se puede llegar en bus o en tren. La opción más barata es el bus que por 15£ tienes ida y vuelta (return ticket) en compañías como EasyBus, Greenline, TerravisionNational Express (por la web se puede comprar el ticket también). Suelen salir cada 20 minutos, así que no hay problema de quedarse tirado.

El bus te deja en la estación de Victoria (final de trayecto) pero hay 3 o 4 paradas previas que podéis utilizar según donde os hospedéis.

Un consejo que os doy es que hagáis el cambio de divisas cuando ya estéis allí y no lo hagáis en el aeropuerto (nos sablaron con un 8% de comisión). El mejor sitio para hacerlo es el Post Office (alguna oficina de correos). O os queda la opción de tirar de tarjeta y vuestro banco no os cobrará tanto por la comisión.

Moverse por Londres

Londres cuenta con una excelente infraestructura de transporte público, tanto de metro (ellos lo llaman tube) como de bus. En cada parada o estación de bus o metro está indicado el itinerario y el tiempo estimado de viaje. El metro está dividido principalmente en 6 anillos que van desde el centro hasta las afueras.

Por contra el transporte público es caro, por ejemplo, el billete sencillo de metro os cuesta unas 4 libras y teniendo en cuenta que os vais a mover mucho, es un huevo de pasta.

Metro

Hay diferentes opciones de tickets, donde el precio varía dependiendo de las zonas por donde os mováis y si lo cogéis en hora punta (peak, hasta las 9.30h):

  • Day travelcard, podéis viajar durante un día las veces que queráis desde 5.6£ (off peak, no en hora punta).
  • Travelcards, se puede viajar durante 7 días, un mes o un año, desde 25.8, 99.1 ó 1032£.
  • Oyster Card, es una tarjeta pensada para los turistas que la compras una vez y la vas recargando. Con ella los viajes en metro en vez de costarte 4£ te cuestan 1.6£, con un cargo máximo por día desde 5.1£

Bus y tranvía

En este caso no existen zonas anulares ni horas punta. El billete sencillo cuesta unas 2£, aunque también hay diferentes opciones:

  • One Day Tram & Bus Pass, podéis viajar durante un día las veces que queráis por 3.80£.
  • Travelcards, se puede viajar durante 7 días, un mes o un año, por 13, 53 ó 552£.
  • Oyster Card,  con ella los viajes el billete sencillo te cuesta 1£ (la mitad), con un cargo máximo por día de 3.3£

Son dos opciones de transporte que tienen sus pros y sus contras, por un lado el precio del metro y por otro el tráfico de la ciudad. Con un pase de metro puedes viajar con bus, tranvía y DLR ,que es un tren que te lleva por los muelles del este de la ciudad.

Cuando fui en enero me saqué un pase de 3 días (que ya no existe) y esta vez un compañero de trabajo me dejó sus 2 Oyster Cards, y las cargué con un pase de 7 días (lo más económico para mi estancia). Solo me tuve que acordar de validarla en los sitios correspondientes.

Otra cosa muy importante de moverse a pie por Londres es que siempre miréis primero a vuestra derecha cuando crucéis una calle (recordad que conducen al revés). De todas formas en casi todos los pasos de peatones encontráis escrito en la calzada LOOK RIGHT o LOOK LEFT.

Más información sobre el transporte aquí.

Comer/beber en Londres

Los londinenses suelen comer entre las 12.30 y las 13.30. Lo normal es que se coman un sandwich, una ensalada o un bocadillo y hasta unas bandejas de sushi preparado (no os lo recomiendo). Con ello aguantan hasta la hora de cenar, que es sobre las 19 y las 20h.

Sitios para comer hay muchos y muy variados. Si os queréis integrar con ellos y ahorrar unos chavos, podeis comer en una de las múltiples cadenas alimenticias como Eat o Pret A Manger, con comidas naturales y saludables. Por unas 15£ podéis comer 2 personas perfectamente (recalco, al estilo inglés).

Tampoco podéis dejar de entrar en algún supermercado, es el fiel reflejo de una ciudad tan cosmopolita y en la que conviven multitud de culturas diferentes. En el super podéis encontrar comida italiana, hindú, china, japonesa, etc. También te puedes preparar boles con ensalada y sus complementos o comprar comida precocinada, bocadillos y sandwiches (perfecto para ir en plan barato y comer en un parque). Muy recomendable probar las cookies, imaginaos una Chip Ahoy del tamaño de una torta, pero de masa y chocolate blando, que no líquido.

En el tema de la bebida, qué mejor integración que meterte en un pub inglés a tomarte unas pintas de cerveza. Ellos lo hacen cuando salen de trabajar, sobre las 17.30-18.30 suelen estar ya en los pubs haciendo vida social con una pinta en la mano y un pitillo en la otra. Las cervezas más comunes son la Stella Artois, la Heineken, la Guinness y la Amstel. También podéis encontrar la London Pride, negra que se sirve a temperatura ambiente y no está muy carbonatada. La pinta os sale por 3.5£. Tampoco dejéis de probar el cóctel de sandía, hecho a base de vodka y jugo de sandía natural, por unas 7£.

Día 1. Buckingham, Westminster, Piccadilly Circus, Regent / Oxford Street y Regent Park

Empezamos el turismo por la ciudad en la estación de metro de Victoria, fuimos andando hasta el palacio de Buckingham, y otra vez llegamos tarde al cambio de guardia. Todo y con eso estaba plagado de turistas.

london_pano01

Se puede fotografiar el palacio y justo delante se encuentra el memorial a la reina Victoria, que si cogéis buen tiempo seguro que reluce más.

DSC_1750

DSC_1752

Seguimos la ruta hacia el parque de St. James o Santiago, lugar espléndido para sentarte y relajarte en la hierba o en los bancos, según preferencias. Es el más antiguo de los parques reales de la ciudad y su nombre se lo debe a un hospital de leprosos.

DSC_1761

DSC_1812

Lo bueno que tiene la ciudad, es que cuenta con multitud de parques que permiten dar un respiro a sus habitantes y turistas. Nosotros nos entretuvimos con las ardillas y los patos un buen rato.

DSC_1810

DSC_1795

Ya de lleno en la zona de Westminster fuimos andando hasta el Parlamento, pasamos por delante de la Abadía de Westminster y dimos la vuelta a la manzana para encontrarnos de nuevo con el Parlamento y su Torre de Victoria. De nuevo en la abadía, entramos al jardín y el hecho de pagar para entrar a ver la iglesia me produjo escalofríos. Así que me conformé con hacerle una foto.

DSC_1847Big Ben

DSC_1814

Abadía de Westminster, puerta oeste

DSC_1818

Torre de Victoria, en el Parlamento

DSC_1819

Parlamento

DSC_1822Abadía de Westminster, puerta principal

De ahí nos fuimos al puente de Westminster, excelente lugar para ver la ribera del río y los edificios colindantes. Se puede ver el sur y el norte la ciudad, como el London Eye y el Big Ben en todo su esplendor.

DSC_1831Big Ben y Parlamento

DSC_1842London Eye

DSC_1845Puente de Lambeth y sur de la ciudad

Una vez vista la zona nos metimos en el metro en la estación de Westminster y nos fuimos a Piccadilly Circus, esa esquina famosa por su publicidad luminosa y punto de encuentro de muchas quedadas, ya que es la mayor confluencia de tráfico de Londres, no por volumen sino por calles. Decidimos que volveríamos una noche, porque hay que verlo de noche (impacta más) y nos pusimos a comer a lo rápido, en cuanto a comida del primer día, no fue lo más saludable.

DSC_1849Piccadilly Circus

Después de comer enfilamos Regent Street, la zona de tiendas de la ciudad. Si vais con compañía femenina agarraros de los machos porque sufriréis, aunque también está la Ferrari Store, el Apple Center, entre otras.

Para completar la cuadratura del círculo fuimos por Oxford Street, también concurrida calle comercial. Si tenéis dinero para gastar, este es vuestro sitio para vaciar bolsillos y llenar armarios.

De nuevo nos metimos en el metro en Bond Street y nos bajamos en Baker Street, en busca de otro parque fantástico donde reposar después de todo el día al trote, Regent Park. Parecen increíbles los pulmones verdes que hay en Londres, sobretodo muy limpios (algo tiene que ver que en algunos no puedan entrar mascotas). En este parque se encuentran diferentes zonas de juegos e incluso el zoo de Londres.

london_pano07

DSC_1897

DSC_1865

Al este del parque se encuentran unos coloridos jardines que van hacia el norte, merece la pena hacer el paseo para ver el contraste de colores de las diferentes especies de flores y plantas.

DSC_1922 DSC_1924 DSC_1925

DSC_1926 DSC_1930 DSC_1933

DSC_1935 DSC_1936 DSC_1937

DSC_1938

Y aquí es donde acabó la ruta turística del primer día, en el parque tumbados en la hierba viendo pasar londinenses, ardillas y cuervos. Ni decir cabe que terminamos el día con una buena pinta en un pub de Camden Town.

Día 2. Temple, Covent Garden, Trafalgar Square, Horse Guards, Harrods, Hyde Park, Soho y Tower Bridge

Esta vez empezamos el día en la estación de metro de Temple. Al lado de la estación se encuentran Inner Temple y Middle Temple dos de los cuatro colegios de abogados (Inns of Court) de Londres. Estos colegios pueden llamar a sus miembros y titularlos para ejerzan en la abogacía.

DSC_1946

DSC_1953

Inner Temple fue ocupado por los Caballeros Templarios en el siglo XII y estos construyeron la Iglesia del Temple. Está institución está fuera de la jurisdicción de City of London y del obispo de Londres, aunque esté dentro de la ciudad; digamos que es como una especie de Vaticano.

pan

Dentro de la iglesia se pueden contemplar las efigies de los antiguos Caballeros Templarios, por ello puede que os acordéis si habéis leído y visto el Código Da Vinci.

DSC_1949

Salimos  de Temple por el norte y nos encontramos con los tribunales de justicia (The Royal Courts of Justice), edificio de corte gótico que alberga la Corte de Apelación de Inglaterra y el Alto Tribunal de Justicia. Como apunte histórico, en su construcción hubo una huelga de trabajadores locales por lo que tuvieron que usar mano de obra alemana para poder acabarlo, los pobres tenían que comer y dormir dentro del edificio sino querían ser represaliados por los piquetes ingleses.

DSC_1960

DSC_1959

Una peculiaridad que tienen es que hay ventanillas donde abogados dan consejos legales gratuitos a quien lo necesita y que puedes ver juicios en directo, dependiendo de cuales sean.

De nuevo en ruta nos dirijimos andando hacia Covent Garden, se trata de una plaza, un mercado y un barrio londinense donde se proyectó construir casas para la alta sociedad. Después del gran incendio de Londres de 1666, se destruyeron gran parte de los mercados rivales del este de la ciudad, razón por la cual Covent Garden se convirtió en uno de los mercados más importantes del país.

DSC_1962 DSC_1963

DSC_1970 DSC_1964

Aquí hicimos una parada técnica de avituallamiento y probamos una Jacketed Potato, una patata asada que la podías rellenar con lo que quisieras, lo hicimos con pollo al curry por unas 4£.

Después de sentarnos al sol y compartir una patata caliente nos fuimos caminando rumbo a Trafalgar Square. En la misma se encuentra el National Gallery (principal museo de arte de la ciudad) y el National Portrait Gallery (que basa su colección en retratos de famosos), a los que se puede entrar gratuitamente. En la misma plaza se encuentra también la iglesia de St. Martin In-The-Fields.

DSC_1974National Gallery

DSC_1979St. Martin-In-The Fields

Trafalgar Square se construyó para conmemorar la batalla de Trafalgar en la que la armada británica venció a la armada francesa y española en las costas de Cádiz (tendréis que tragaros el orgullo).

DSC_1975

En el medio de la plaza se encuentra la columna de Nelson, almirante británico fallecido en la batalla de Trafalgar. La columna mide unos 46 metros y la parte superior está decorada con bronce, procedente de la fundición de cañones británicos. La forman 4 plataformas que representan las 4 grandes victorias del almirante.

DSC_1977

En la zona sur de la plaza se encuentra Admiralty Arch, edificio que da paso peatonal desde The Mall a Trafalgar Square.

DSC_1985

Nos fuimos caminando de Trafalgar Square hacia la estación de metro de Westminster y por el camino estuvimos viendo Horse Guards, edificio que fue el cuartel general de la Armada Británica. Actualmente está custodiada por miembros de la caballería, tanto a pie como a caballo.

DSC_1991

DSC_1990

De Westminster nos fuimos en metro hasta la estación de Knightsbridge y bajamos andando por Brompton Road hasta las galerías Harrods. Aunque no os guste ir de tiendas merece la pena ver estas galerías, sobre todo la planta baja, donde el lujo, el orden y los colores dan un encanto especial a las diferentes salas (chocolatería, carnicería, frutería, pescadería, etc.).

Como ya era la hora de comer (la española) nos fuimos a tirar a otro de los grandes parques de Londres, Hyde Park. Se trata de un gran parque de 140 hectáreas dividido por un lago, el Serpentine, donde podéis coger una barquilla y daros un paseo. Nosotros nos tiramos en unas hamacas que hay a disposición para los visitantes a 1.5£ las 2 horas. Perfectas para comer y disfrutar del verde y el sol.

DSC_1994

DSC_2008

DSC_2055

DSC_2056

De Hyde Park nos fuimos a descansar a nuestros aposentos para coger fuerzas para pasear por la noche por el Soho. Digamos que el Soho es la zona de marcha y entretenimiento de Londres, está plagado de pubs y restaurantes de lo más variopintos, teatros con sus carteleras llenas de musicales, clubs, etc. También es el principal barrio gay de Londres.

DSC_2057

DSC_2061

Se podría decir que dentro del Soho se encuentra Chinatown, que para mí son dos calles repletas de restaurantes asiáticos, eso sí ambientados con sus pórticos y sus patos asados en los escaparates.

DSC_2058

DSC_2062

DSC_2067

Después de cenar en un restaurante español y como ya había anochecido, aprovechamos la ocasión para ir a ver Piccadilly Circus y el Tower Bridge de Londres de noche. Para ello cogimos el metro en Piccadilly Circus y nos bajamos en Tower Hill.

DSC_2069

Nada más salir de la estación de metro puedes ver el Tower of London, que oficialmente es el palacio y fortaleza de su Majestad. La Torre Blanca  está en el centro de la fortaleza e históricamente ha sido cárcel real, casa de fieras y hoy en día alberga las Joyas de la Corona Británica, que están custodiadas por los alabarderos, o conocidos por Beefeater’s (sí, los de la ginebra).

DSC_2092

Fuimos dirección al muelle para tener una buena vista del Tower Bridge, un puente elevadizo que cruza el Támesis que de noche es impresionante. Como no, aproveché la ocasión para tomar una de las mejores fotos del viaje.

DSC_2105

Y con los pies hechos polvo de estar todo el día caminando por la ciudad nos fuimos a descansar hasta el siguiente día.

Día 3: Camden Market, de compras en Marble Arch, catedral de St. Paul y meridiano de Greenwich

En nuestro tercer día en Londres nos dedicamos a visitar Camden Market, un mercadillo de lo más variopinto donde venden artesanía, ropa y comida rápida. Es la 4ª atracción turística de la ciudad y puede llegar a atraer hasta 100 mil personas en un fin de semana (menos mal que fuimos entre semana).

DSC_2109

En sí, el mercadillo esta formado por otros submercadillos como Stables Market (una especie de poblado medievo con establos) y Camden Lock Market, ubicado cerca del canal de Regent.

DSC_2122 DSC_2124 DSC_2125 DSC_2127 DSC_2128

Otro minimercadillo curioso es Camden Lock Village que se quemó a principios de 2008, pero que ha ya han reformado totalmente.

DSC_2129

DSC_2130

DSC_2132 DSC_2133 DSC_2136

No solo está el mercadillo sino que de camino a él hay muchas tiendas en las que sus fachadas digamos que están “maquilladas”, y por su maquillaje puedes saber lo que venden.

DSC_2112 DSC_2139 DSC_2140 DSC_2113

Después de ver largo y tendido el mercado de Camden, nos montamos en el metro en Camden Station y nos bajamos en Marble Arch, en pleno Oxford Street. Allí nos dedicamos a ir de tiendas y la verdad es que en algunas la ropa estaba muy barata, por ejemplo un traje (pantalón y americana) valía 35£. Se trataba de Primark.

DSC_2142

Marble Arch es un arco construido en mármol blanco que se trasladó a su actual ubicación en 1851. Antes daba la entrada al nuevo Palacio de Buckingham. Como curiosidad sólo a los miembros de la Familia Real y de la artillería se les permite pasar debajo del arco. No tuve tiempo de comprobarlo.

Después de hacer las compras pertinentes y de quedarnos anodadados por la cantidad de cajas con su correspondiente cajero/a que tenía la tienda, comimos un poco y nos montamos de nuevo en el metro en Marble Arch.

Fuimos a parar a la estación de St. Paul, lugar donde se encuentra la catedral de San Pablo. Entramos por la Paternoster Square y estuvimos contemplando la catedral un rato. La catedral fue de los pocos edificios que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial y se erigió sobre la primera iglesia de Inglaterra, que era de madera. Es en esta catedral donde tienen lugar los eventos de importancia nacional.

DSC_2144Paternoster Square

DSC_2146Catedral de St. Paul

DSC_2147

Ya para acabar la ruta turística de la ciudad, nos montamos de nuevo en la estación de St. Paul y nos fuimos derechos a la zona de Greenwich, en la otra punta de la ciudad, al este. Allí se encuentra el primer meridiano de Greenwich.

Después de hacer transbordos con el DLR y disfrutar de las vistas del centro financiero de Londres, la City, nos bajamos en la estación de Greenwich. Al reponernos de la desorientación buscamos una oficina de turismo para que nos indicaran que podíamos ver por la zona (ya sabíamos lo del meridiano).

Para mí, Greenwich lo vi como un típico pueblo marinero de la ribera del río Támesis. En vez de visitar el Docklands con su Cutty Sark nos metimos en el parque de Greenwich y fuimos camino del Observatorio de Greenwich, en lo alto de la colina. Es aconsejable ir con tiempo para disfrutar del museo/observatorio, no como nosotros que llegamos por los pelos. También es gratuito, así que estad preparados para encontrar colas, sobre todo de estudiantes.

DSC_2240Parque de Greenwich

DSC_2181Observatorio

london_pano02Panorámica de la ciudad

Después de ver un poco el museo y de hacernos la foto en el monumento oficial por donde pasa el meridiano, nos fuimos a disfrutar de las fantásticas vistas de toda la ciudad que nos ofrecía la altura de la colina.

DSC_2175Monumento del primer meridiano

DSC_2180

Pudimos ver el Millennium Dome, que es donde se hacen los macroconciertos de la ciudad, la City y parte de la ciudad.

DSC_2184Millenium Dome

DSC_2183La City, centro financiero

DSC_2229Universidad de Greenwich

Después de descansar y de hacer cientos de fotos nos fuimos para casa a reponer fuerzas.

Día 4: Natural History Museum, Kensington Gardens, Albert Memorial y Royal Albert Hall

Para el último día nos reservamos ir a algún museo, y por planificación de rutas nos cuadró el museo de historia natural (Natural History Museum). Para llegar a él nos bajamos en la estación de metro de South Kensington.

DSC_2249

En la misma zona se encuentra el Museo de la Ciencia y el Victoria and Albert Museum. En un principio nuestra intención era ver el Museo de la Ciencia también, ya que el tiempo no acompañaba mucho (habían pronosticado fuertes lluvias, heavy rain). La verdad es que nos cayó un chaparrón en la cola del museo, justo el día en que no cogimos ni el paraguas ni los chubasqueros, cosas de la ley de Murphy.

Por si no lo había dicho, la entrada al museo era gratuita, cosa que corroboramos nada más entrar al hall del museo, estaba plagado de gente, niños, abuelos, turistas. La bienvenida al museo no podía ser más impresionante, nos recibió un esqueleto enorme de un diplodocus.

london_pano09

El museo contiene una exposición de unos 70 millones de especímenes. Las colecciones más importantes son las de botánica, entomología, mineralogía, paleontología y zoología.

Las exposiciones que vimos fueron la de los dinosaurios, la de zoología y la de biología humana. En 3 horas no dio tiempo a más. La de los dinosaurios es increíble, sobretodo si nunca has visto un esqueleto de uno de ellos. Como tal, las salas estaban abarrotadas de gente. La exposición de zoología también era impresionante, y no tan concurrida.

DSC_2261 DSC_2263 DSC_2264 DSC_2267

DSC_2275 DSC_2285 DSC_2292

london_pano03

london_pano08

DSC_2297 DSC_2301 DSC_2314

DSC_2319 DSC_2320 DSC_2328 DSC_2329

Salimos del museo agobiados pensando en las maravillas que habían saqueado los exploradores ingleses en épocas del imperio y nos fuimos a comer a nuestro lugar predilecto, el Pret A Manger (está en todas partes).

Después de comer nos dirigimos a Kensington Gardens, para ello nos montamos en la estación de South Kensington y nos bajamos en Notting Hill Gate, si donde la película (que no he visto).

El encanto de Notting Hill es, a parte de ver la casa de la película, el mercado de Portobello. Pero como era jueves y el mercado era los sábados, nos fuimos directos a Kensington Gardens.

Kensington Gardens son unos jardines contiguos a Hyde Park, se podría decir que son una especie de antiguos jardines reales, los del palacio de Kensington. También, dentro de los jardines se encuentra un estanque redondo, el Round Pound.

DSC_2331

DSC_2333

DSC_2337Palacio de Kensington

london_pano05

No nos entretuvimos mucho y nos fuimos diretos hacie el Albert Memorial, monumento imponente que se construyó cuando murió el príncipe Albert, a los 42 años.

DSC_2348

Justo en frente se encuentra el Royal Albert Hall, uno de los teatros más conocidos del mundo, con capacidad para 8000 personas. Destacan muchas actuaciones a lo largo de l siglo XX, seguro que alguien recuerda alguna (sobretodo las féminas). Fue la Robbie Williams en el 2001 (es que tengo el DVD por casa, jeje).

DSC_2351

Al otro lado del Albert Hall, se encuentra el London College of Music. Y en la misma calle se encuentra el Imperial College of London, una de las universidades más prestigiosas de la que hablé hace un tiempo. Todos ellos rodeados por apartamentos/mansiones de corte victoriano.

DSC_2357London College of Music

DSC_2359Imperial College of London

london_pano06Los apartamentos

De nuevo, con los pies hechos polvo nos fuimos a descansar a uno de nuestros lugares favoritos, Regent Park. De esta manera nos despedimos de Londres (bueno con unas pintas en un pub y una cena en un restaurante tailandés).

Y desde aquí quiero dar las gracias por su hospitalidad y compañía a Mati e Ingrid, que permitieron que invadiésemos su humilde morada.

Más en BdR | Viaje a Londres en enero


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: