Viaje a Gran Canaria (IV): Tenerife

19 02 2009

No es un juego de palabras, uno de los días que estuvimos en Canarias fuimos de paseo a Tenerife, como os digo, nos dio una venada y nos fuimos a Agaete a coger un ferry (el Fred Olsen).

18Vista del Puerto de Agaete

En Agaete estaba el Dedo de Dios, pero un temporal lo amputó y ahora se le conoce como el Muñón de Dios.

dsc08380

dsc08382

dsc08383

Embarcamos el coche en el ferry y nos dispusimos a entretenernos durante la hora y cuarto que duraba el trayecto entre Agaete y Santa Cruz de Tenerife. Hacía un buen día, pero con calima. El océano estaba tranquilo, lo que no quita que hubiera olas.

Llegamos a Santa Cruz de Tenerife, desembarcamos y pusimos rumbo hacia el Teide. En la ciudad de Santa Cruz me sorprendió que la refinería estuviera dentro de ella, en Cataluña esto no pasa, los ciudadanos y colectivos ecologistas nos los comemos.

Subimos por San Isidro y Granadilla por una carreterilla estrecha y de curvas, como todas las interiores de las islas.

Rápidamente empezamos a subir y coger altura. Enseguida se nota el cambio de vegetación, pasa de ser árida a verse bosques de pino canario. No parece que estemos en una isla del trópico, sino que me daba la impresión de estar en una cordillera pirenaica. Lástima de la calima porque hubieramos visto unas vistas increíbles del sur de Tenerife.

dsc08392

Entramos al Parque Nacional del Teide (declarado como tal en 1954) y enseguida se empieza a ver el paisaje lunar de piedras volcánicas, con las lenguas de lava. Estábamos entrando a las Cañadas del Teide.

dsc08394

teidegeo

Paramos a hacer unas fotos en el Zapato de la Reina, curiosa formación rocosa.

dsc08397

Desde este punto ya se podía divisar con todo su esplendor el Teide.

20

dsc08416

Más adelante nos encontramos con el Roque Cinchado, que seguro que a muchos os suena de los extintos billetes de 1000 pesetas.

dsc08417

Siguiendo por la carretera me recordó estar por en medio de un desierto americano, con las carreteras largas y rectas.

dsc08425

Más adelante llegamos a la base del teleférico, ya que habíamos llegado hasta allí merecía la pena coger el teleférico y subir hasta quedarnos a 200m de la cumbre, en la cota 3555m (mi cota máxima hasta ese momento era de 3404m, el Aneto).

22Vista de las Cañadas desde la base del teleférico

El teleférico a los peninsulares nos costaba 25€ mientras que a los canarios 12€, un sablazo. Llorando un poco al de la taquilla pasé como canario, chacho! Hora de esperar en la cola y subida en el teleférico. Al menos te avisan de cuando hay balanceo, al pasar por las torres de sujeción.

dsc08427

Ya en la cota 3555m es donde puedes disfrutar de las vistas del Parque Nacional y de sus Cañadas, las lenguas de lava, la diminuta carretera, de la poca nieve y hielo que quedaba, y de lo cerdos que son algunos que dejan envoltorios y latas por ahí tirados. Lástima de la calima, porque hubiéramos visto las demás islas.

23Vista de las Cañadas desde arriba, a 3555m

dsc08439Ladera del Teide

dsc08443Lenguas de lava

dsc08446La cima del Teide, techo de España

Para subir a la cumbre, que son unos 200m desde donde te deja el teleférico, tienes que pedir un permiso especial. Ese día, aunque tuvieras el permiso, no te dejaban subir porque los senderos estaban llenos de hielo y era peligroso.

Mi cabeza empezaba a notar la falta de oxígeno, habíamos salvado un gran desnivel en poco tiempo! Lo suyo es subir a la cima desde abajo, en la base del teleférico, eso es el senderismo puro y duro. Como dice mi padre, no tiene mérito que haya subido más alto que él porque no lo he hecho a pie. Cuanta razón tiene. A la próxima lo subo a pie.

Antes de bajar me di cuenta que allí estaba la cabina de teléfono más alta de España, supongo para vacilar a los colegas llamándoles para decir donde estás.

Cogimos el coche y decidimos bajar del Teide por el norte, cruzando las Cañadas. Era increíble, el paisaje parecía marciano.

dsc08463

dsc08464

dsc08466

dsc08474

dsc08479

dsc084801 

De bajada vimos la montaña de Mostaza, que no me dio tiempo a comprobar si era de Dijon (chiste malo).

dsc08477

dsc08478

La carretera que bajaba iba por La Orotava, un valle precioso. Lo era tanto que me quedé embobado y ni siquiera saqué ninguna foto 😦

Paramos en un restaurante muy rústico donde comimos otro plato canario como los churros de pescado. También comimos queso con mermelada y revuelto de setas, como no amenizado por la cerveza local, la Dorada (el logo es el Teide). De postre probé el bienmesabe, elaborado con miel y almendras. Riquísimo a la vez que empalagoso.

Después de quedarnos abollaos, bajamos hasta Santa Cruz de Tenerife, donde visitamos La Laguna, corazón universitario de la isla y donde hay más farmacias por metro cuadrado de toda España. Donde por cierto me compré unas biodraminas que me dejaron aplatanado para el resto del día, eso sí la sobada que me pegué en el Fred Olsen fue de espanto (al menos me olvidé de las olas).

dsc08486Catedral de La Laguna

dsc08490Palmeras canarias (izquierda), quedan muy pocas

dsc08492Calle de La Laguna

 

25Patio canario en La Laguna

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: