Viaje a Italia (V): Venecia

26 09 2008

Cerca del final he dejado la visita de la ciudad de Venecia, sin duda un lugar increíble y con mucho encanto.

Para ir a Venecia desde Milán cogimos un tren de alta velocidad italiana, que en dos horas nos dejó en Mestre. Mestre es como si fuera un segundo núcleo urbano de Venecia que tiene unos 180 000 habitantes, pero que está en tierra firme. Está situada a 10km de Venecia y en vez del turismo, la importancia se la da el polo industrial instalado en ella.

Pero no visitamos Mestre, lo justo para ir de la estación de tren al hotel (que tenía embarcadero y todo) y para coger los buses urbanos que te llevan a Venecia. Por cierto, el nombre de la compañía de buses es ACTV, a ver quien se acuerda de lo que era esto en España.

Nada más llegar al hotel, dejamos las cosas y nos fuimos directos a Venecia. Era media mañana y queríamos aprovechar bien el día. Así que fuimos en busca de un bus urbano que nos llevara a Venecia. Ningún problema porque pasan dos o tres líneas con bastante frecuencia.

Venecia está ubicada dentro de la laguna de Venecia y da al Mar Adriático. La ciudad tiene unos 60 000 habitantes y es la capital de la región del Véneto. La ciudad está constituida por unas 120 islas unidas entre ellas mediante puentes y tiene alrededor de 150 canales. Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, que es como una gran avenida por donde discurren multitud de embarcaciones. Son muy útiles los transportes colectivos o vaporetos.

Llegamos a Venecia por el puente de la Libertad y empezamos a andar desde Piazzale Roma, lugar donde te dejan los autobuses, y donde si vas en coche tienes que aparcarlo.

Empezamos a andar hacia Fondamenta dei Tolentini, donde se encontraba la iglesia de ese mismo nombre. Finalmente llegamos hasta la Iglesia de San Rocco, ubicada en Campo San Rocco.

Desde el mismo lugar pudimos observar también la Basílica de Santa María dei Frari, construida en ladrillo en estilo gótico italiano.

Otro de los principales atractivos turísticos en Venecia es el puente de Rialto, que cruza el Gran Canal. Está hecho en piedra y fecha de 1591.

A partir de aquí ya buscamos algún lugar donde comer, un poco apartado del follón que había donde el puente. Después de comer emprendimos de nuevo la marcha en busca de la Plaza de San Marcos.

Al iniciar de nuevo la marcha llegamos a la Basílica de San Juan y San Pablo, conocida como la basílica menor de Venecia. Ésta fue construida entre 1236 y 1430. Está construida en ladrillo al estilo gótico italiano.

Al lado se encuentra la Scuola Grande di San Marco, una de las seis grandes escuelas de Venecia. Su fachada es de estilo renacentista y fecha del 1260.

En la misma plaza se encuentra el monumento a Bartolomeo Colleoni, mercenario italiano del siglo XV.

El siguiente alto en ruta eclesiástica de Venecia fue en la iglesia de Santa María Formosa, construida en 1492 y de estilo renacentista. Lo de Formosa le viene a que se apareció la virgen vestida a la moda.

Y finalmente llegamos a la Plaza de San Marcos, muy concurrida para ser un jueves. Cabe decir que llegamos en las peores horas de sol. 

En la Plaza de San Marcos, en primavera y otoño sube la marea dos veces al día, inundando la plaza. Pero al ir en agosto la encontramos seca. 

En la misma plaza se encuentra la Basílica de San Marcos, principal templo católico de la ciudad y que fecha de 1063.

Antiguamente había una ley que decía que los mercaderes que habían tenido éxito en sus negocias, debían hacer un regalo a San Marcos para embellecerlo. De ahí a la gran variedad de estilos y materiales que hay en la fachada.

En la plaza también se encuentra la Torre dell’orologio, que alberga el reloj más importante de la ciudad, el de San Marcos. Se construyó en 1496 como muestra de la riqueza de Venecia y para ayudar a los marineros del Gran Canal.

Al inicio de la plaza se encuentra el Procuratie de estilo neoclásico, que son tres edificios imponentes conectados entre sí sobre unas arcadas: Procuratie Vecchie, Ala Napoleonica y Procuratie Nuove.

También se encuentra el Campanario de San Marcos, de una altura de 99m. La forma actual es de 1512.

El último edificio que vimos en la plaza fue el Palacio Ducal, de estilo gótico. Fue sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión; y se construyó entre los siglos X y XI.

Al lado de la plaza se encuentra el Puente de los Suspiros, que une el Palacio Ducal y la antigua prisión. Se trata de una construcción barroca del siglo XVI. Debe su nombre a los suspiros de los prisioneros que, desde aquí, veían por última vez el cielo y el mar. No tiene nada que ver con el romanticismo que se le atribuye. 

Como se puede ver, plagado de publicidad, no se si es porque coincidía con la Mostra de Venezia.

En frente de San Marcos se encuentra la isla de San Giorgio Maggiore, lugar donde se encuentra la Basílica de San Giorgio Maggiore, construida en 1576.

Una vez vista la isla de Venecia cogimos una “wawa” acuática para visitar otra isla bastante conocida por su artesanía, pero eso lo dejo para otro día.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: