Viaje a Italia (IV): Padua

20 09 2008

La siguiente ciudad que visité en Italia fue Padua. Ubicada al noreste del país. Padua es una ciudad de unos 200 000 habitantes y se trata de un importante centro económico y de comunicaciones de Italia. En ella se ubica la prestigiosa Universidad de Padua, una de las primeras que se fundaron en Europa (en 1222) y donde enseñó Galileo Galilei.

Al llegar cogimos Corso Garibaldi hasta llegar a un parque que se ubicaba a la izquierda de la avenida. En él se ubicaba la Capilla de los Scrovegni, lugar donde hay múltiples cuadros de Giotto.

Seguimos andando por la misma avenida y nos detuvimos delante de la iglesia de los Eremitani, edificada en 1276.

Andamos hasta Piazza Garibaldi y de ahí hasta Piazza Cavour, donde está ubicado el Caffè Pedrocchi (también conocido como el café sin puertas), uno de los cafés más grandes del mundo y famoso antiguamente por estar abierto las 24h del día y los 365 días del año.

De ahí fuimos a Piazza dei Fruitti, lugar donde está ubicado el Palazzo della Ragione, sede del gobierno en la Edad Media.

Pasamos a Piazza del Signori, donde está el actual ayuntamiento.

El siguiente lugar de interés fue la Piazza del Duomo, donde está ubicada la catedral de Padua con su baptisterio. Se trata de la tercera generación de catedrales construidas en Padua.

Después de la catedral nos acercamos a la basílica de San Antonio de Padua, sin duda el buque insignia de la ciudad. Impresionante por sus dimensiones y arquitectura, y también famosa por ser el lugar donde van las mujeres a pedir un marido al santo (ya sabéis chicas…).

Se trata de uno de los lugares de culto del cristianismo, hecho que hace que miles de peregrinos pasen por ella cada año. Su construcción comenzó en 1238 y se prolongó hasta el 1310.

Inicialmente se ubicaba la iglesia de Santa María Madre del Señor, donde se instaló un convento franciscano en el que se sepultó a San Antonio de Padua. Este hecho desató el fervor por visitar los restos del santo.

De ahí nos fuimos a Pratto della Valle, una plaza elíptica de 90 000 m². La plaza tiene una isla verde en el centro y un canal bordea dicha isla. En los bordes del canal se sitúan dos hileras de estatuas, una a cada lado.

Desde el prado se puede divisar la basílica de Santa Giustina, también de dimensiones descomunales, pero ya teníamos empacho de iglesias, basílicas y catedrales, así que nos fuimos a comer y dimos por finalizada la visita a Padua.

Anuncios

Acciones

Information

One response

23 06 2011
Anónimo

Excelente relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: