Viaje a Praga (I)

10 07 2007
Del 1 al 4 de julio estuve en Praga de viaje de negocios. Iba a ser mi bautismo en esto de los viajes en avión. Como va a ser un post largo y con numerosas fotos, lo dividiré en días.
Praga es la capital y la ciudad más grande de la República Checa, tiene cerca de 1.2 millones de habitantes y el río Vltava la parte en dos. Principalmente vive del turismo, aunque su posición en Europa central la hace ser escogida para sedes de compañías multinacionales.
Río Vltava
Día 1
El trip empezó el domingo a las 7 de la mañana rumbo hacia el aeropuerto de Barcelona, llegada, check-in y facturación de maletas. Embarque y viaje de 2 horas y poco en un Airbus 320. Pedí que por favor me dejaran ventanilla porque era novato y observé embobado la maniobra de despegue: maniobra de aproximación a la pista, las turbinas a toda potencia, suelta el freno, el aparato a toda velocidad y para arriba. Poco a poco nos adentramos en el mar ganando altura. Caí dormido y desperté justo cuando pasamos por lo que creo que eran los Alpes, precioso. Llegamos al aeropuerto Ruzyne de Praga. Primera sorpresa del día, mi maleta no llegó. Después de una hora en la oficina de reclamación de equipajes me voy al hotel sin maleta y con lo puesto (pantalones cortos, camiseta y zapatillas). La maleta vendría en el mismo vuelo del día siguiente.

Después de acomodarnos y dejar lo poco que llevaba nos fuimos a comer al barrio de Malá Strana, el barrio bohemio de Praga. Comí carne de cerdo en salsa con damplings (masa de pan hervida y masa de patata hervida), pasé del postre porque no me encontraba bien (dolor de cabeza y nauseas). La comida típica de Praga es el buey y el pollo, pero el cerdo se lleva la palma. Es típico el cerdo con bolas de masa hervida y col agria (sauerkraut). En lo referente al pescado, se come carpa hervida con mantequilla deshecha, lucio asado, filetes de trucha cocidos con salsa de pimienta verde y salmón ahumado. En postres, comen creps rellenas de helado, confitura o compota de frutas o también pastel de manzana (strudel) y bolas de ciruela hervida.

Calle de Malá Strana
Después de comer crucé el puente de Carlos IV (Karluv most) y observé las distintas figuras que hay en ambos lados del puente, hay hasta un total de 30 figuras que representan a distintos santos y patronos. Este puente fue construido para unir la Ciudad Vieja con el Castillo de Praga y las zonas adyacentes. En las cabeceras del puente se ubican unas torres, la de la cabecera de la Ciudad Vieja es de las consideradas las mejores construcciones góticas del mundo.
Puente de Carlos IV
Una de las muchas figuras

Torre de la cabecera que da a la Ciudad Vieja

Torre de la cabecera de Malá Strana

Me adentré en el barrio de la Ciudad Vieja (Staré Mesto) llegando a la plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské nám.) donde pude ver el Ayuntamiento (que era un conjunto de edificios que lo coronaba una torre con un reloj astronómico) y la iglesia de Tyn.

Plaza de la Ciudad Vieja con la iglesia de Tyn de fondo
La iglesia de Tyn es la iglesia parroquial de la Ciudad Vieja, su construcción empezó en 1380 y acabó en 1511.

Reloj del Ayuntamiento

El mecanismo del reloj astronómico marca las horas del día, los meses, las estaciones, los signos zodiacales, el curso del sol y los santos del calendario cristiano. Cuando da la hora, la muerte representada por un esqueleto toca una campana antes de dar paso a los 12 apóstoles. Cuando canta el gallo y suena el reloj, aparecen otros personajes.

 

Acto seguido intenté buscar alguna tienda abierta para comprar ropa que ponerme para el dia siguiente, una vez conseguido me dirgí a la plaza de Wenceslao (Václavske námestí) donde estaba el Museo Nacional. Antiguamente esta plaza era un mercado de caballos y derivó a centro de actividad política. Cuando el ejército soviético ocupó Praga en agosto de 1968, la población desesperada acudía a esta plaza a manifestarse. Unos meses después un estudiante llamado Jan Palach, se inmolaba en las escaleras del Museo Nacional.

Anduve por esa zona y cené una ensalada griega (me encontraba aún peor). Finalmente retorné hacia la zona de Malá Strana y devuelta hacia el hotel, que estaba en la avenida que iba al aeropuerto.

Museo Nacional en la plaza de Wenceslao
(continuará…)

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: