¿Qué es un BLEVE?

19 02 2007
Hoy voy a hablar de algo de química y que saben bien los bomberos y los que transportan mercancías peligrosas, del BLEVE (Boiling Liquid Expansion Vapour Explosion). La traducción de este fenómeno sería algo así como “expansión explosiva del vapor de un líquido en ebullición”. Es un caso especial de estallido, cuando se almacena en un depósito un líquido bajo presión.

Al almacenar un líquido a presión elevada, la temperatura de almacenamiento suele ser bastante mayor que su temperatura de ebullición. Si el recipiente se rompe, o se produce una fuga, el líquido almacenado en su interior entra rápidamente en ebullición (se hace vapor), ya que la temperatura exterior del depósito es mucho más elevada que la de ebullición de la sustancia. Este cambio masivo a la fase vapor provoca la explosión del depósito porque se supera su resistencia mecánica. Al romperse el depósito se genera una onda de presión que hace saltar por los aires trozos del depósito y demás piezas unidas a él. Hasta aquí sería un estallido, pero, y si el líquido es inflamable?


Si lo que está almacenado en el depósito es un líquido inflamable, se produce una ignición de la nube de vapor y se forma una bola de fuego que crece y crece a medida que arde todo el vapor. La razón por la que se produce la ignición es porque tenemos los tres vértices del triángulo del fuego: combustible, comburente y fuente de ignición. El combustible es el líquido inflamable, el comburente es el propio oxígeno de la atmosfera y la fuente de ignición puede ser una chispa, una llama o simplemente un tubo de escape incandescente. Así que voilà, FUEGO.


Normalmente la causa más frecuente de un BLEVE se debe a un incendio externo que envuelve al depósito, debilita mecánicamente el depósito, se produce una fisura o rotura, una depresurización (recordad que está almacenado a presión), ondas de presión y el BLEVE.

A continuación os pongo unos vídeos demostrativos de lo que os he explicado. En el primero se puede ver la bola de fuego característica.

En el segundo vídeo, una recopilación de BLEVE’s (ojo con las últimas explosiones, las tremendas ondas de presión).
En el tercero, unas pruebas controladas (fijaos en la proyección de partes del depósito).
Y el último, y no menos impactante, los bomberos en acción tratando de enfriar la cisterna, pero ocurre lo inevitable.
Un BLEVE fue la causa de la desgracia que ocurrió en el camping dels Alfacs de San Carles de la Ràpita (Tarragona) en 1978, donde murieron 217 personas. A raíz de este accidente se instalaron válvulas de alivio a los depósitos.

Más info: Universidad de Zaragoza + Bomberiles

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: