100 visitas!

7 11 2006
Si señor!, hoy estoy de enhorabuena, he llegado a las 100 visitas!! El visitante nº 100 fue el que entró a las 23:25h del 30/10/2006. Si ya sé que son pocas visitas pero por algo se empieza. Es bonito ver que con algo que empecé como una tonteria, poco a poco, la gente lo visita! Desde aquí os animo a que me dejéis algun comentario en este post. Me podeis decir cualquier cosa, desde lo que opinais hasta de donde sois, cualquier tonteria o sugerencia será bienvenida. Gracias por visitar el blog!




Ordesa en otoño

7 11 2006
Aquí estoy de nuevo con un primireportaje! Desde los 6 años casi siempre he veraneado en un camping de un pueblecito del Pirineo Aragonés cercano al Valle de Ordesa. He visto este valle en abril, junio, julio, agosto y septiembre, pero nunca en pleno otoño. Siempre he querido apreciar el cambio de hoja en la flora que hay en este parque nacional. Este finde pasado, del 03 al 05 de noviembre de 2006, se me presentó la oportunidad de subir a verlo, y no la desaproveché.
Así que cogí el coche después de trabajar y me tragué las 3h y media de camino hasta allí. Me esperaban mis padres en un apartamento alquilado para unas 8 personas, totalmente equipado (sin muchos lujos). Hacía frío, pero no mucho, como un día de invierno en la costa.

El sábado ya nos pusimos en marcha y subimos en coche hasta la Pradera de Ordesa (en temporada baja se puede ir con tu propio vehículo) con la intención de hacer la Cola de Caballo (por enésima vez) y ver el otoño en su esplendor.

Pradera de Ordesa

No hizo un día muy bueno, porque había mucha niebla y no dejaba ver las fajas ni las cumbres pero ello hacía que el tema tuviera un encanto especial. Pero ello no quitaba de que hubiera una romería de gente, todo y con eso nos encontramos con gente que bajaba del Refugio de Góriz.

Otoño en Ordesa
Hizimos el camino más común, el que va por la izquierda del río Arazas. El camino normalmente transcurre por piedra suelta y tierra, pero ahora lo hacía por un manto de hojas caídas que hacía muy agradable el caminar. Llegamos a una cascada que normalmente no lleva agua que creo que viene del Barranco de Cotatuero.
Cascada
Seguimos por el camino hasta llegar hasta la primera de las grandes cascadas, la Cascada de Arripas, y al lado el Mirador de los Bucardos.
Cascada de Arripas

Mirador de los Bucardos (a la izquierda)

Después de esta cascada se hallan otras dos muy próximas, la Cascada de la Cueva, y un poco más escondida la Cascada del Estrecho. Se notaba que bajaban un poco más caudalosas.
Cascada de la Cueva

Cascada del Estrecho

Después de estas cascadas el camino empieza a subir hasta llegar al Bosque de Hayas, que esta vez le llamaré el bosque encantado, juzgad vosotros mismos.
Entrando al Bosque de Hayas
Bosque de hayas

¿Dónde está Wally?

Escenario perfecto para grabar la peli de la Bruja de Blair! De camino a las Gradas de Soaso tome una instantanea donde se ve la Faja de Pelay y emergiendo de las tinieblas la Sierra de las Cutas.
El resurgir de la Sierra de las Cutas
Una vez llegamos a las Gradas de Soaso, paramos a comer y reponer fuerzas. Al hacer más frío te cansas más al destinar más energía a calentar tu cuerpo (es mi teoría del mayor cansancio!).
Gradas de Soaso

Vista del valle desde las Gradas de Soaso

Después de comer mis padres decidieron volver a la Pradera mientras que mi hermana y yo seguimos hacía la Cola de Caballo. Pero al pasar las Gradas de Soaso y adentrarnos en el Circo de Soaso la niebla era más espesa, pero molaba!
Camino a la Cola de Caballo (Circo de Soaso)
Al fin llegamos a la Cola de Caballo y nos hicimos las fotos de rigor, esta vez nos acercamos más, casi a tocar donde cae la cascada.
Cola de Caballo
Ahora tocaba bajar, pero el camino estaba un poco más despejado, lo que hizo que apreciáramos mejor las vistas del valle.
Bajando en las Gradas de Soaso
El otoño es una época bonita, los árboles cambian de color, las hojas caen, las temperaturas ya son más agradables. Representa la vejez, la vejez de los árboles que pierden sus hojas hasta que se quedan pelados en invierno, que representa la muerte.
La excursión es sencillita, como pudisteis comprobar en el post anterior, pero siempre es bonito hacerla en diferentes épocas del año, así puedes apreciar lo bonito que es este valle en todas las estaciones (solo me falta el invierno!). Lo que no me gusta es que cada vez veo más gente que va con sus mascotas por el parque pese a estar prohibido, pero bueno, que le vamos a hacer.
See you!